¿Qué implica hablar una lengua extranjera?

El objetivo del programa de integración de lenguas extranjeras es dar al oído la posibilidad de adaptarse a los sonidos, frecuencias y ritmos de la lengua que se desea aprender.

El “don de lenguas” no es tanto el don de hablarlas, sino el “don de escucharlas” (A.Tomatis)

Cada lengua utiliza espacios de frecuencias diferentes (bandas pasantes).

Por ejemplo, el español se complace en las frecuencias graves, se coloca entre 125 y 500 Hz y los 1.500 y 2.000 Hz, mientras que el inglés se sitúa entre los 2000 hasta los 12.000 Hz.

Los programas de integración de idiomas recopilan las bandas pasantes de cada lengua (inglés, francés, alemán, etc…) y el oído electrónico Tomatis las reproducirá como si se estuviesen escuchando constantemente en el idioma elegido, mejorando el análisis, la comprensión auditiva y la reproducción oral de la lengua extranjera.

Aprenentatge d'idiomes amb el mètode Tomatis. Aprendizaje de idiomas con el método Tomatis.