La entrada de información por la ruta auditiva, está en la base de la comprensión y el lenguaje, funciones primordiales para el desarrollo intelectual del niño.

Una buena “audición” no dependerá sólo de una buena salud del oído, sino también de una buena interpretación de lo que se escucha.

Escuchar es un proceso activo que implica la voluntad, la capacidad de reconocer, analizar y utilizar los sonidos correctamente. Es un factor fundamental en el desarrollo del lenguaje y en la manera de comprender, expresarse y comunicarse.

n

El oído

El oído es un órgano que realiza muchas más funciones que la más obvia: la audición de sonidos.

El vestíbulo, que forma parte del oído interno, controla la coordinación, la verticalidad, el tono muscular y el equilibrio. Gracias al vestíbulo podemos desarrollar una imagen de nuestro cuerpo en el espacio.

El oído también tiene una función dinamizadora: “el oído es una dinamo que transforma las estimulaciones que recibe en energía de carga hacia el córtex neuronal“. Alfred A. Tomatis

Audició. Audición