¿Qué es?

La estimulación consiste en ejercicios de activación sensorial y motora, que permiten actuar sobre los reflejos primitivos.

Los reflejos primitivos son unos movimientos automáticos controlados por el tronco cerebral y ejecutados sin intervención del córtex. Están presente en el momento del nacimiento para facilitar la adaptación del entorno del niño y la aparición de las primeras respuestas motoras.

El sistema nervioso madura a través de los reflejos primitivos del bebé, que se empiezan a desarrollar en el útero materno.

Más adelante, el bebé desarrollará los reflejos posturales necesarios para moverse.

Los reflejos primitivos tienen una vida limitada, se integran y el sistema nervioso pasa a controlar partes superiores.

Si no se inhiben, pueden dar patrones de comportamiento y movimiento inmaduros perdurando hasta la edad adulta.

Reflexes primitius. Reflejos primitivos.

Terapia de movimientos rítmicos – T.M.R

La terapia de movimientos rítmicos realiza una estimulación sensorial que desarrolla y conecta entre sí las diferentes partes del cerebro, concretamente, estimula el crecimiento de la red nerviosa de los ganglios basales, cerebelo y sus conexiones con otras partes del cerebro.

Los ejercicios son sencillos pero muy eficaces. Imitan en muchos aspectos los movimientos de desarrollo que realizan los bebés y los niños de forma natural durante el crecimiento. Son movimientos de todo el cuerpo, se realizan en el suelo y se pueden hacer de forma activa y pasiva.

El cerebro debe “registrar” de nuevo estos patrones de movimiento e integrarlos.

Para más información sobre Reflejos Primitivos...

puede consultar el libro “Reflejos, aprendizaje y comportamiento” de Sally Goddard.
Estimulació neuromotora. Estimulación neuromotora